La crónica mas introspectiva de Desgranando Ciencia 2.014 (y mi confesión)


Yo siempre fui un niño rarito. Bueno, y un adolescente rarito, y un adulto rarito… Pero también he creído que la normalidad estaba sobrevalorada. Los extremos de la campana de Gauss somos emocionantes.

Siempre he sacado muy buenas notas. Y era un niño muy inteligente, o eso decían los típicos tests, que siempre me otorgaban altas puntuaciones. Pero como se puede ver en algunos de estos tests de los años 80 que aún conservo (sí, lo guardo todo) mi nivel de interacción social era bajo. Era “especial”.

uno-

uno----

Finalicé mis estudios de Ingeniería en la Universidad habiendo hablado únicamente con unas 3 o 4 personas de mi clase. Sí, sólo. Y porque había que elegir compañero para algunas prácticas, que si no…

Sigue leyendo

Anuncios