La memoria y el olvido


Hace algunos años ya, cuando yo tenía 12 o 13 años en el colegio nos hicieron un test psicológico en la sala de ordenadores. Se trataba de una clase para tener entretenidos a los pocos alumnos que no cursábamos valenciano. Algo de poca importancia solo para tenernos distraídos sin molestar mientras el resto aprendían un idioma. Las preguntas eran sospechosamente fáciles, del estilo de “de que color es la imagen que estas viendo”, “hacia donde apunta la flecha que ves”, etc… Sin embargo tenia truco. Y es que tras completar una larga serie de estas preguntas venían detrás las metapreguntas, es decir, preguntas relativas a las preguntas contestadas, del tipo “¿que has respondido en la pregunta 6?” o “¿Cuantas preguntas había en el test hasta ahora?”. Curiosamente algunas de estas metapreguntas me fueron muy fáciles de contestar y otras era incapaz. ¿A que se debía?. Personalmente me pareció muy curioso aquel programa informático tan rudimentario y ya por aquellos entonces yo me planteaba el ‘por que’ de todo. Para suerte mía aquel software respondió a mis dudas y fue algo que me pareció tan interesante que unos 15 años después lo sigo recordando (no lo he olvidado por motivos que explicaré a continuación).

Sigue leyendo