Google Fonts


Google Font

A todos los programadores web nos ha pasado alguna vez que un cliente nos solicita una web con un diseño que él mismo nos facilita, o quizás una agencia (no muy acostumbrada a diseño web) o simplemente nos pide una tipografía concreta.

Esto podía suponer un problema a la hora de realizar la programación del site (si descartamos de inicio el utilizar imágenes para representar las fuentes conflictivas) ya que muchas de esas fuentes no son universalmente compatibles.

Existen muchas fuentes propias del sistema operativo (Windows, Linux, Mac, etc…) y otras incompatibles con ellos. Esto daba lugar a que el usuario no pudiese ver correctamente la web o que tuviese que instalar las fuentes en su sistema operativo para ello. Un engorro…

Pues bien, Google una vez más sale al rescate de los programadores web con Google Fonts (actualmente en estado beta) con una librería de fuentes disponible online que incluye una API que nos permitirá incluir diversos tipos de fuentes no estándar en nuestras webs. Además el uso es muy muy sencillo.

Sólo hemos de añadir una cabecera al código de nuestra página e incluir en los css el estilo asociado. Por ejemplo para incluir la fuente “Tangerine”:

Encabezado HTML

<link rel=”stylesheet” type=”text/css” href=”http://fonts.googleapis.com/css?family=Tangerine”&gt;

Estilos CSS

body {
font-family: ‘Tangerine’, serif;
}

¡Y listo!
¡Gracias Google!

Anuncios

Google Site Search


google-site-search-logo

Si queremos añadir un buscador a nuestro sitio web podemos hacer uso de la herramienta: Google Site Search.
Se trata de una opción de Google que nos permite incrustar en nuestro site un buscador interno. Las características son:

  • Configurable estéticamente
  • Configurable a la hora de buscar en nuestro sitio en determinadas secciones y/o carpetas y en otras no
  • Sí realiza búzquedas también dentro de documentos tales como PDF
  • Permite establecer prioridades en las búsquedas

Debemos tener en cuenta que existen dos versiones de Google Site Search: la gratuita y la de pago. La primera diferencia entre ambas estriba en que la gratuita nos muestra anuncios patrocinados junto con los resultados de las búsquedas (y esto puede ser problemático si se trata de una web empresarial porque  pueden aparecer anuncios de la competencia), mientras que la versión de pago muestra exclusivamente los resultados internos, sin anuncios.

Otra diferencia a tener en cuenta es que, puesto que el buscador sólo funciona con páginas indexadas en Google si las de nuestra web no lo están no aparecerán en los resultados. La versión gratuita no hace nada adicional por incluir las páginas que queramos (por lo que deberán estar ya indexadas), mientras que la versión de pago las indexa al incluirlas entre las que deseamos que aparezcan en la herramienta.

El precio actualmente ronda los 90 euros anuales.

Para adquirir Google Site Search basta con pinchar aqui y pulsar en el botón “Quiero Comprar Google Site Search”. Con una cuenta de Google accederemos y podremos realizar todo el proceso de configuración. Se pueden activar tantos buscadores se quieran para diferentes webs, eso si, para cada una de ellas pagando o bien usando el gratuito.

Y por último, a la hora de agregarlo a la web, Google nos facilita un código que simplemente tendremos que copiar y pegar a la zona de nuestro html correspondiente (con 3 opciones de forma de mostrar los resultados).

Espero que os sirva, cualquier duda ya sabéis.