El funambulista


Ahí estaba yo… Un gran abismo a mis pies y mi cuerda. La de siempre. La que tantos años me ha acompañado en esto. Estoy nervioso pero sobre todo estoy muy triste. Es la última vez que voy a cruzar un barranco como este, la última vez que voy a poner a prueba mi equilibrio y mi coordinación. Mis nervios. Una vez que esté al otro lado -que lo estaré- todo habrá terminado para siempre. Aún no me lo creo. Y no quiero. No quiero dejar de hacer esto. Muchas veces he estado al borde de la muerte, a punto de caer, pero aún asi esto es mi vida. No comprendo por qué he de dejarlo. No soy mayor ni tengo ningún impedimento. Tampoco sé por qué lo hago. No me gusta. Y pocos son los que saben que me dedico a esto en mis ratos libres, es un secreto… Mi trabajo es otro. Un trabajo normal con el que gano dinero y me busco la vida. Sigue leyendo