Diseño Inteligente

“Dios les bendijo, y les dijo: creced y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla, sed dueños de los peces del mar, las aves del cielo, y todas las bestias que se mueven sobre la Tierra”. Génesis 1:28

Con estas frases del libro del Génesis, La Biblia da por hecho que el Homo sapiens (así como el resto de seres vivos) fue diseñado por un ser superior y con un fin concreto.

Fue en 1859 cuando Charles Darwin publicó “El Origen de las Especies”, donde detallaba la famosa “Teoría de la Evolución” que ha sido corroborada posteriormente por pruebas en los ámibos: paleontológicos, embriológicos, genéticos, biogeográficos, anatómicos y celulares. Pese a ello, hoy en día, aún son millones de personas las que siguen creyendo que los seres vivos fueron diseñados. Según el Eurobarómetro, en España el porcentaje de personas que apoya esta teoría es del 16%. En EEUU ese porcentaje es alarmantemente mayor y ronda el 42%. En los estados más conservadores (p.e. Texas) existe una continua contienda legal entre científicos y creacionistas para incluir o no el concepto “diseño inteligente” como alternativa a la evolución en las clases de ciencias en las escuelas.

La gran mayoría de los científicos rechazan las afirmaciones sobre diseño inteligente por su falta de base sólida. La Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos clasifica el diseño inteligente como pseudociencia. A pesar de ello, los movimientos en apoyo del diseño inteligente han logrado suscitar una movilización política en Estados Unidos con seguidores, incluidos algunos miembros de las cámaras legislativas, que abogan por la inserción de esta teoría en los programas de educación como si fuera una teoría alternativa a la evolución. Se trata de los mismos sectores que han militado desde hace tiempo por la supresión de la enseñanza de la evolución biológica o por la introducción en paralelo, “con el mismo tiempo”, de la cosmogonía bíblica.

En 1999 se inició en Estados Unidos el movimiento conocido como “Estrategia de la cuña” que consistió en una lucha activa con origen en el Discovery Institute que pretendía combatir el materialismo científico de la teoría evolutiva y sustituirlo por las convicciones cristianas en torno al diseño inteligente. Tras la publicación del “Documento Wedge” muchas autoridades de todos los campos se unieron a esta causa.

En Enero de 2005, en el distrito escolar de Dover (Pennsylvania), Estados Unidos, los estudiantes de bachillerato debieron escuchar la lectura de un texto en el que se explicaba la existencia de ideologías alternativas a la teoría de la evolución, en particular el diseño inteligente. Dado el carácter polémico de la decisión, se permitió que los padres solicitaran la no presencia de sus hijos durante la lectura del texto. Debido a su origen no científico, algunos profesores de biología se negaron a leer el texto argumentando su falta de base y su estrecha relación con el creacionismo. Este hecho produjo que posteriormente, en una demanda presentada por un grupo de padres al consejo escolar del distrito, el juez federal dictaminara como “inconstitucional la enseñanza del diseño inteligente en las escuelas por ser un ‘argumento religioso'” y que “es una redenominación del creacionismo, no una teoría científica”.

La teoría del diseño inteligente surgió en Estados Unidos en 1987 y se basa en 3 argumentos:

1.- Universo bien afinado: cada ley física es precisa y exacta para posibilitar la existencia de vida. [Error: Se trata de un argumento tautológico. La vida existe porque el universo la sustenta. Otros universos con otras leyes físicas podrían sustentar otro tipo de materia y/o vida]

2.- La complejidad irreductible: los sistemas bioquímicos suelen ser complejos y  si alguno de sus componentes falla el sistema queda inutilizado. [Error: Es un argumento falaz. Cada vez hay más datos sobre partes anatómicas y/o metabólicas prescindibles, sustituibles, redundantes, incompletas, etc…]

3.- La complejidad específica: cualquier combinación que sea específica (sirva para algo) y compleja (de elevada precisión) no puede ser fruto del azar. [Error: Se asume que la evolución actúa como mero azar. Obviamente es imposible que la secuencia de ADN de un Homo sapiens surja de la nada aleatoriamente, pero el proceso es conservativo, mantiene los cambios que favorecen, por propia supervivencia individual, y así a lo largo de millones de años se llega inevitablemente a una mayor perfección].

Por último, cabe destacar que si uno de los principales motivos que lleva a pensar en un diseño superior es la perfección del producto final, es decir, de nosotros. Ese dieño debería habernos hecho lo mejor posible. Pero estamos llenos de imperfecciones que nos hacen vulnerables y propensos a la enfermedad.

“El cuerpo humano es un puñado de imperfecciones, con protuberancias inútiles por encima de orificios nasales, dientes cariados y terceros molares proclives a dar problemas, pies doloridos… espaldas propensas a lesiones y una piel desprotegida y delicada, susceptible de cortes, mordeduras y quemaduras solares. Somos torpes cuando corremos y sólo poseemos un tercio de la fuerza de los chimpancés, animales mucho más pequeños que nosotros” Paul Wesson.

La evolución no busca la perfección. Simplemente sucede.

PD: Este post es el guión de un corto audiovisual escrito por Anibal Bueno y que será presentado en breve a través de Hablando de Ciencia.

Anuncios

3 pensamientos en “Diseño Inteligente

  1. Pingback: Diseño Inteligente | escepticismo | Scoop.it

  2. Pingback: Lo mejor de la semana (30 de septiembre- 6 de octubre) | Hablando de Ciencia | Artículos

  3. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s