Eyeborg

¿Pueden ser escuchados colores o pueden ser vistas melodías?. La respuesta breve es SI. Neurológicamente ambos sentidos (vista y oído) tienen cierta conexión en nuestro cerebro. Esto es lo de que se denomina “Sinestesia”: mezcla de varios sentidos. Existen personas sinestésicas capaces de oír colores o ver sonidos, además de sentir sabores al tocar texturas. Una de cada cien personas posee sinestesia, pero además esta capacidad puede ser adquirida temporalmente de forma artificial por cualquiera mediante el consumo de drogas de las denominadas psico-activas: LSD, hongos alucinógenos, etc… Cualquier persona que haya experimentado sinestesia sabe sobre lo que estoy hablando, sino es un concepto algo difícil de imaginar.

Pero más allá de lo descrito anteriormente todos tenemos una conexión entre los sonidos y las imágenes, sino hagamos el siguiente experimento. Yo te muestro las dos imágenes de abajo (nivel visual) y te propongo que les demos un nombre con el cual identificarlas (nivel auditivo). Te propongo dos nombres para que elijas cual de ellos te parece que identifica mejor a una y cual a otra. Los nombres son: Booba y Kiki. Piénsalo. Elige cual aplicamos a cada figura.

Efectivamente, has seleccionado Kiki para nombrar a la figura de la izquierda y Booba para la de la derecha. Esto es seleccionado así por el 98% de las personas según los estudios de Wolfgang Khöler. Esto nos demuestra que los sustantivos nunca son elegidos al azar, existe una vinculación entre el sonido que asignamos para definir algo y el estímulo visual que ese “algo” produce en nosotros.

Llegados a este punto introduciré un poco de Ingeniería. Desde hace años que comencé mi colaboración con el grupo IBIS (Ingeniería Bioinspirada e Informática Sanitaria) de la Universidad de Alicante fui consciente de la gran cantidad existente de proyectos asociados a la aplicación de las nuevas tecnologías en el mundo sensorial, sobre todo para apoyo a discapacitados. Entre ellos existía uno que posteriormente fue desarrollado por una Universidad estadounidense que consistía en una cámara que captaba imágenes y las transmitía al cerebro de los invidentes mediante ondas electromagnéticas, de forma que estos eran capaces de percibir algo, aunque actualmente lo único que estas personas pueden distinguir es la intensidad de la luz, aun no se ha perfeccionado hasta el punto de que puedan distinguirse formas, pero no deja de ser ya sorprendente.

Pues bien ahondando un poco más, en 2003 se desarrolló lo que se conoce como Eyeborg, este artilugio consiste en una cámara que capta los colores y los transmite en forma de sonidos. Al captar únicamente colores no es útil para personas ciegas, pero sí lo es para las que presentan otro tipo de patología, como por ejemplo daltonismo (incapacidad para diferenciar ciertos colores) o acromatopsia (visión en blanco y negro). Este invento obtuvo en 2004 el premio británico a la mejor innovación del año y el primer premio europeo en la categoría de diseños de interfaz y herramientas de control. Su aspecto es el que se muestra en la imagen inferior.

La cámara capta los colores que están en el campo de visión del individuo y los transmite como sonidos mediante ondas codificado según la Escala Sonocromática Musical de Harbisson (ver una simplificación más abajo).

Podéis obtener más detalles sobre el funcionamiento del dispositivo viendo este vídeo:

Pues bien, este artilugio se ha popularizado gracias a Neil Harbisson. Neil es un joven británico algo extravagante que padece acromatopsia y que fue el co-inventor del Eyeborg. Así mismo ha sido la primera persona del mundo reconocida como Ciborg de manera oficial por un gobierno. La historia es curiosa: allá por ese año 2004 no pudo renovar su pasaporte por prohibírsele presentar una foto en la que aparecía con el Eyeborg. Harbisson contestó que se había convertido en un Ciborg y que ese aparato formaba parte de su anatomía y así debería ser considerado. Tras recibir cartas de apoyo de Universidades e investigadores, el gobierno británico accedió y le concedió el estatus de Ciborg (el primero reconocido en el mundo). Neil Harbisson creó la ‘Fundación Cyborg’, desde la que investigan y apoyan iniciativas para el aumento de la realidad sensorial mediante componentes electrónicos y que ya ha recibido diversos premios en España e Inglaterra. En la imagen inicial de esta entrada tenéis al citado personaje.


Neil que de profesión es artista, ha aprovechado además sus cualidades adquiridas para plasmarlas en su arte de forma bidireccional. Utiliza su sinestesia para pintar sonidos así como también crea sonidos de imágenes que percibe. Realiza, por ejemplo, retratos sonoros de personas. En el siguiente vídeo ha expuesto una colección de sus retratos (en forma de sonidos) de diferentes personas conocidas:

Para terminar destacar que actualmente está trabajando en diferentes proyectos: la obra teatral “el sonido del naranjo” que pretende ser una experiencia sono-cromática, así como en un conjunto de recetas de cocina basadas en canciones en las que cada sabor es la representación de los sonidos de la melodía.

Referencias:

Página web de Neil Harbisson
Página web del Eyeborg
Fundación Cyborg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s