Falacias

Hoy voy a hablar de las falacias. Y lo voy a hacer por necesidad. En multitud de ocasiones me he encontrado hablando con alguien, intentando argumentar y explicarme y haciendo todo un esfuerzo por expresarme con precisión y claridad para finalmente frustrarme al escuchar una respuesta incoherente, tangencial o simplemente absurda. Es desesperante cuando alguien no es capaz de mantener una conversación argumentativa. Y puede sonar pedante pero si existe un lenguaje que nos permite expresarnos con precisión debemos hacerlo y si tenemos un cerebro capaz de razonar y constriur un hilo argumentativo para poder sostener una conversación, también debemos hacerlo, por ello no entiendo cuando me ocurren estas cosas y me frustro. ¿Tan difícil es mantener el sentido en una conversacion?. Parece ser que si, y no es culpa sólo nuestra (de la población). Lo vemos a diario en televisión por parte de programas del corazon, tertulias, incluso de los propios políticos. De modo que aqui explico los tipos de falacias que existen y que invalidan el discurso de cualquier persona que haga uso de ellas. Pero antes la definición de falacia según Wikipedia: “patrón de razonamiento incorrecto que aparenta ser correcto”.

TIPOS DE FALACIAS

– Falacia ad hominem: En lugar de argumentar con razones se desacredita a la persona. Ejemplo: “1)- Me parece que la actitud que has tenido está fuera de lugar por X. 2)- Eres un exagerado”. Como vemos, el interlocutor 1 argumenta, el 2 usa una falacia ad hominem y cree haber resuelto el tema.

– Falacia de afirmación del consecuente: partiendo del condicional (p implica q) y dándose q, el falaz concluye p. Ejemplo: “Si se gestiona mal un país caeriamos en una crisis económica. Estamos en una crisis económica, luego el país se ha gestionado mal.” Ejemplo de un mal razonamiento. Sea verdadera o falsa la conclusión final, el razonamiento es una falacia ya que no podemos a nivel lógico extraer esa conclusión de nuestras premisas iniciales. No puedo resistirme a dar otro ejemplo con el que me he encontrado muchas veces en mi vida y que ya cansa explicar. Es el relacionado con el “Pienso luego existo”. Esto es una verdad incuestionable planteada por Descartes (Cogito ergo sum). Pues no se por qué extraño motivo hay gente que piensa haber descubierto un maravilloso argumento contra este razonamiento del filósofo francés con frases como: “Una piedra existe pero no piensa, de modo que el ‘pienso luego existo’ es falso”. De verdad, precisamente lo que hay que hacer para evitar estas falacias es pensar un poquito, veamos: PIENSO -> EXISTO. La flechita va de izquierda a derecha y en ambos casos en sentencia afirmativa. ¿Que te hace pensar que esa regla pueda invertirse?. Deberían enseñar más lógica aristotélica en las escuelas. Ayuda a pensar mejor. Y cuando discutes sobre algún tema personal con tu pareja o amigos, que la otra parte te presente alguna falacia así y crea tener toda la razón del mundo es muy muy desesperante.

– Falacia ad baculum: En este caso se trata de la típica falacia autoritaria o amenazante (muchas veces utilizada por los padres). Ejemplo: “1) -¿Puedo salir esta noche? 2) – No 1) – ¿Por qué? 2) – Porque lo digo yo y ya sabes quien manda aqui”. Efectivamente, una amenaza no es un argumento. Y un criterio de autoridad tampoco.

– Falacia por negación del antecedente: partiendo del condicional (p implica q) y no dándose p, el falaz concluye que no se da q. Ejemplo: “1) -Si viene Rafa iré a tomar cerveza con los amigos 2) -¿Has dicho que si Rafa no va, no iras a tomar cerveza, no?”. Otro malentendido por falta de lógica. Que si ocurre una cosa eso conlleve otra no quiere decir que si no ocurre la primera no se de esa segunda. Pondré otro ejemplo: “Si llueve me mojo. No ha llovido, luego no me he mojado”. La conclusión no tiene por que ser cierta, puedes haberte mojado por otros motivos.

– Falacia ad verecundiam: Se trata de aludir a alguien con poder. Ejemplo: “Según el obispo lo mejor es llegar virgen al matrimonio”. ¿Lo mejor para que? ¿Y basándose en que?. Antiguamente era empleada del modo: “Segun la Iglesia la tierra es plana”. Nadie está en posesión de la verdad por mucho que sepa. De modo que cualquier cosa que diga ese alguien por poder que tenga debe ser argumentado con razones para tener validez.

– Falacia de silogismo disyuntivo: Ocurre cuando partiendo de una disyunción se afirma uno de los componentes y automáticamente se niega el otro. Ejemplo: “1) -¿Te gusta el arroz? 2) -Si. 1) -¿Lo prefieres con o sin tomate? 2) – Con tomate. 1) -Osea que el arroz solo no te gusta. Obviamente si ante una disyuntiva se dice preferir una de las dos opciones, esto no implica que la opción no elegida pase a ser considerada mala. Ejemplo de las relaciones interpersonales: 1) -¿Que camiseta me queda mejor, esta o la otra? 2) -La otra 1) -Ah, osea que con esta estoy fea….

– Falacia ad populum: Tambien conocida como “demagogia”. Se trata de despertar sentimientos y emociones para convencer al interlocutor diciendo cosas que no tienen que ver con nuestra argumentacion. De esta forma se empatiza y parece que lo que se está diciendo es más cierto. Sin ser asi. Ejemplo: “No debemos tolerar la entrada de más inmigrantes en nuestro territorio. ¿Acaso no deseáis que vuestros hijos crezcan con seguridad y alegria en nuestras calles?”. Como se observa, se trata de palabras emocionales que todo el mundo comparte y sin relación razonada con la primera frase. Esto es muy utilizado en política y suele funcionar bastante bien a la hora de convencer sin argumentos a las masas. Tambien es una falacia bastante usada en publicidad.

– Falacia ad ignorantiam: Intención de demostrar la veracidad de algo por el simple hecho de que no se puede comprobar su falsedad. Ejemplo: “Nadie puede demostrar que los astros no influyan en nuestras vidas, por lo tanto las predicciones del tarot son ciertas”. Lo mismo se puede aplicar a la existencia de Dios. Una vez más argumentos vacíos que sorprendentemente convencen a algunos.

– Falacia post hoc: En este caso se establece una relacion causal entre dos hechos simplemente por coincidencia. Ejemplo: “La mayoria de los cánceres de pulmón se dan entre fumadores, luego fumar es causa de cáncer de pulmón” (Ejemplo extraído del libro “Aprende a Razonar”, de Pizarro). Nótese que la conclusión en este caso es cierta, el hecho de fumar produce cáncer, pero esto ha sido demostrado por otros medios. De la afirmación del ejemplo no se deduce de forma razonada. Con este ejemplo quería hacer ver la diferencia entre llegar a una conclusión válida (que puede ocurrir o no) y la forma de hacerlo que puede ser mediante un razonamiento correcto (con lo cual la conclusion siempre sera correcta) o mediante una de las muchas falacias que hemos visto (con lo cual puede o no ser verdadero, arbitrariamente). Esta falacia es muy usada para justificar casualidades como “milagros” o para clasificar hechos que la ciencia no ha tenido ocasión de demostrar como “divinos”.

Bueno, y una vez expuesto todo esto. ¡No más falacias por favor!. No cuesta tanto razonar correctamente. Es más sano y hace la comunicación más agradable… Gracias.

PD: La imagen elegida para esta entrada es la primera en Google Images si buscas la palabra “Falacia”, pero me pareció tremendamente representativa. Uno cree ser un leon argumentando pero si usa este tipo de sistemas realmente no lo es. No tiene ningun tipo de poder argumentativo. Y lo dificil es hacerselo ver a la propia persona…

Anuncios

Un pensamiento en “Falacias

  1. No estoy de acuerdo con la definición que hace Wikipedia, del vocablo F A L A C I A.

    Para definir exactamente esta palabra (derivada del latín (“fallere” = engañar, o del griego “ofallo” = hacer resbalar o titubear), hay que recurrir al término filosófico “sofisma”, que (sólo en el mundo de la Filosofía) puede ser considerado sinónimo de falacia.

    El Espasa, define sofisma o falacia, como: “Toda argumentación viciosa, aunque con apariencia de verdadera, que concluye de premisas que parecen verdaderas o probables, y no lo son”. Es una definición similar, pero creo que más completa que la Wikipedia.

    Siguiendo cualquiera de las dos definiciones, podemos decir que si un “argumento es claramente incorrecto”, o “la argumentación concluye con premisas abiertamente falsas”, no existe falacia, por cuanto no es posible el engaño en niveles intelectuales normales.

    Sólo se puede considerar falacia si existe ánimo de engañar.
    La falacia se conoce también como “paralogismo”, “sofisma” o “silogismo sofístico”.

    Te preciso que sofismo es lo mismo que “sufismo”. (¿No es el sufismo una corriente islámica o estoy equivocado?).

    Siguiendo al viejo Aristóteles, podemos decir que (además de las que tu citas) existen las falacias “in voce”, que pueden dividirse en 6 clases, a saber: 1.- Equivocación; 2.- Anfibología; 3.- Composición; 4.- División; 5.- Acento; 6.- Figura de dicción. Y las llamadas falacias “extra diccionem”, que son 7: 1.- De accidente; 2.- De tránsito de lo absoluto a lo relativo y viceversa; 3.- Ignorancia de la cuestión; 4.- De consecuente; 5.- Petición de principio; 6.- De falsa causa; 7.- De pregunta compleja como simple.

    Como ves, antes de Jesucristo ya pensaba el hombre en estas cosas y “perdía” su tiempo cultivando la inteligencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s