The End


Todo el Universo se venia abajo poco a poco…. Iba desapareciendo delante nuestro. Tal y como ocurria en “La historia interminable” cuando Fantasía se descomponía lentamente. La Emperatriz Infantil en este caso se trataba de una princesa, alojada en un castillo que también iba a desaparecer…. Yo intuía que sería lo último en desaparecer, pero sin duda también quedaría reducido a cenizas.

Casualmente también contamos con un personaje similar a Fuyu, aunque no es capaz de volar… y todo esto ambientado con de una lúgubre niebla y la canción “The End” de “The Doors” como banda sonora…

Desconozco como he llegado ahi, solo se que ya había estado antes…. no recuerdo cuando ni por qué…. pero se que en mi cabeza tengo asociado aquel lugar a una especie de sabor metálico y amargo a la vez….

Recuerdo como se levantó todo aquel Imperio, ¿por qué lo recuerdo?. Tal vez yo estaba alli cuando ocurrió…. El caso es que mientras pienso, mientras intento recordar, el tiempo corre en nuestra contra, es el Universo mismo el que esta eclosionando…. La princesa continua en su castillo… No parece importarle….. Mientras a nosotros nos empieza a faltar el oxígeno. Es como si el cielo fuese cayendo hacia nosotros poco a poco, comprimiendo el aire y dejando cada vez menos a disposición de nuestros pulmones… se hace poco a poco más denso…

Nos acercamos a la princesa. Presenta una cruel sonrisa en su cara. Pienso que igual tiene algo que ver con la destrucción de su propio Imperio. Empiezo a desfallecer sobre una cama blanca… parece que pierdo el sentido, lo veo todo borroso. Entonces descubro que efectivamente es ella misma la que está desintegrando todo lo que nos rodea. Con su brazo ejecutor me cierra los ojos poco a poco mientras me susurra al oido…: “No te preocupes, hay vida despues de la muerte…”. Estas fueron las penúltimas palabras que oí. Las últimas fueron centésimas de segundo después provinientes de Jim y decian así: “I’ll never look into your eyes again…”

Anuncios

Sociedad descerebrada – Parte 1 – Derechos humanos


Últimamente se ha publicado en prensa una serie de noticias que me ha dejado boquiabierto y que me ha hecho reflexionar mucho. Aqui analizo la primera de ellas e iré haciendo lo propio con el resto:

“El Tribual de Derechos Huamos de Estrasburgo obliga al Estado  Español a indemnizar a Otegi con 23.000€ por considerar que se vulneró su libertad de expresión al condenarle por injurias al Rey”

Tanto hablar de derechos humanos, que si libertad de expresión en China, que si libertad de expresión con las caricaturas de Mahoma…. Y no miramos en nuestra propia casa… Es vergonzoso que en este país siga sin respetarse un derecho tan básico. Menos mal que está Europa para ponernos en nuestro sitio… Sigue leyendo